A Cerca de…

Instituto Superior Tecnológico Telesup 

Las carreras que te ofrecemos gozan de una amplia demanda en el mercado laboral, nacional e internacional, lo que te permitirá desempeñarte con éxito, una vez agresado. El desarrollo de competencias para la generación y conducción de empresas exportadoras será el sello que te distinga como egresado de la Universidad Privada Telesup.

En nuestras aulas queremos que crezcas y disfrutes aprendiendo. El Perú y tu familia esperan que des lo mejor de ti, en la que es ahora tu tarea fundamental: convertirte en un profesional competitivo internacionalmente, tal como lo demanda el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología, en el milenio que recién acaba de comenzar.

Pensando en ello hemos diseñado el Instituto Superior Tecnológico Telesup.

Una respuesta a “A Cerca de…

  1. ORIENTACIONES PARA COMPRENDER MEJOR ANUESTROS HIJOS Y VER LOS RIESGOS

    El apoyo y comprensión delos padres a los hijos

    Brindar el apoyo y la comprensión a las personas que más queremos en la vida, es lo más hermoso que podemos hacer para ellos.Nada hay en el mundo que no satisfaga más al mundo juvenil que el apoyo y la compresión de los padres ante una metida de pata, una locura, un momento importante, una decepción amorosa o un logro que no sólo es alegría para el que logra algo, sino para los padres y por ende para toda la familia. Lo difícil es saber, como padres, cuándo es el momento de dar apoyo y comprensión sin ates haber entablado una relación íntima de amigos con nuestros hijos e hijas.

    Ser padre o madre hoy en día es un reto enorme. El activismo laboral. La presión social. La priorización económica. El confort y la sociedad de consumo cada vez nos invitan a romper más y más las relaciones afectivas con la propia familia porque solo interesamos nosotros, individualmente, como sujetos. Estar pendiente de cada detalle de la vida de nuestros hijos e hijas es extremadamente difícil, porque muy pocas de las veces, no pasamos tiempo con ellos o ellas, y si lo hacemos rara vez, sólo es una vez a la semana o al mes y creemos que con eso está subsanado el abandono durante la semana.

    Tener hijos implica monitorear sus pasos, no como detectives, pero si como amigos, amigas, hermanos y hermanas. No podemos pisar sus talones o seguirles a todas partes, no, eso sería torturador para nosotros como padres o madres y peor para los chicos y chicas, sería fatal que el padre o madre lo estén siguiendo a todas partes, ya no tendría vida privada y autonomía que tanto busca, sería en resumen, negarles lo que le corresponde por derecho una vida privada y un derecho a relacionarse y socializar con quien quisiere y compartiere sus sueños y estados de vida. Los jóvenes no aceptan que el padre sea un policía o inspector de conducta. No lo soportan. Si el padre ola madre se comportan de esta manera el hijo o la hija se hará un o una rebelde y todo lo que el padre o la madre diga carecerá de sentido, porque el hijo o la hija, siempre con sus actos y actitudes lo desautorizarán. Desde este presupuesto nos queda decir que la autoridad se gana no con la promulgación de normas o reglamentos, sino con ejemplos en la propia vivencia y convivencia con nuestros hijos e hijas.

    No podremos comprender a nuestros hijos si no conocemos ¿cómo son en la calle, colegio y en la casa, o con quién se juntan, o qué amigos tienen, o qué es lo que más les gusta o disgusta? Y lo primordial , saber ¿cómo nos ven como padres y madres? Es difícil, si no hemos creado espacios de confianza, de comunicación y diálogo en el seno de la familia . Crear lazos es primordial para comprender a nuestros hijos, comprender sus etapas de desarrollo, sus actitudes, sus actos, sus formas de celebrar, de festejar , de sufrir y de llorar. Si no existe estos lazos comprenderlos será imposible, porque primará, nuestras reglas, normas y nuestros parámetros de vida y no los de ellos o ellas que desean ser escuchados, apoyados y comprendidos ya que la sociedad misma, cuando son jóvenes, los denomina como los incomprendidos, porque nadie los entiende.

    Al comprender al joven, lo estamos apoyando, y de hecho respaldando y en parte responsabilizándonos de todos los actos y acciones que pueda realizar de orden moralmente bueno o malo. Dependerá los padres en gran medida la creación de espacios para que los hijos confíen y se abran a ellos sin miedos, ni temores para que todos los riesgos que nuestro mundo de hoy nos presenta no les convierta en una presa más del alcohol, las drogas, la prostitución, el pandillaje, el suicidio y la depresión.

    Orientaciones prácticas para prevenir y afrontar las conductas de riesgo de nuestros hijos adolescentes.

    En la época en la que vivimos es muy difícil prevenir y afrontar conductas de riesgo de nuestro hijos, porque nuestra carga laboral , cada vez es más fuerte y las personas que cuidan a nuestros tesoros no tienen la capacidad de hacerlo, u en todo caso, las que aparentemente las tendrían que cuidar y formar abusan de ellas y ellos o las deforman en vez de formarlos. Por eso, quiero darles unas orientaciones prácticas para hacer frente a esos problemas que se presentan en todos los estratos sociales y en casi todas las familias de una u otra manera.

    La primera regla: tener confianza con ellos o ellas. La más importante de las reglas, es la confianza , sin ella es imposible lograr que una hija o un hijo nos cuenten los problemas que acaecen en su corta vida de adolescente o joven. Si no confían nuestros hijos e hijas, tenemos que ganar su confianza propiciando, por ejemplo espacios de confianza, ya puede ser saliendo un fin de semana con toda la familia y dándonos tiempo para cada uno ellos en las noches, en las mañanas o cuando nuestro tiempo no esté tan ocupado por la actividad laboral, o invitando a pasear bajo la luz de la luna o de la ciudad a nuestros hijos e hijas para adentrarnos en sus mundos confiando cosas nuestras para que ellos nos cuenten las suyas.

    La segunda regla: es la de conocer muy bien sus estados de ánimo de nuestros hijos e hijas. No conocerlos estados de ánimo, sería un pecado capital, porque nuestros ojos y sensibilidad paterna o materna no podrían percibir los momentos de ansiedad, ira o depresión que se genera en los jóvenes. Conocerles es indispensable para advertir cualquier problema y hacerle frente. Porque, por ejemplo, cuando hay abusos sexuales, las mujeres en especial, empiezan a deprimirse, a sentirse asqueadas, no quieren salir de su habitación, no quieren bañarse, se vuelven amargadas, y mucho más si empiezan a consumir drogas o alcohol se revelan encontrar de los padres o madres, se escapan de casa, y finalmente se lían con pandillas y olvidan por completo los principios morales inculcados en casa o en otros lugares. Riesgos

    La tercera y última regla: es la de conocer a nuestras familias, amigos y vecinos que rodean a nuestros hijos. Sino conocemos a las personas que viven en nuestras casas exponemos a nuestros hijos e hijas a sufrir un secuestro, una extorción, manipulación o violación en el peor de los casos. Debemos conocer muy bien los antecedentes de las personas con las que convivimos y de las personas que nos rodean. No podemos permitir confianzas con vecinos, amigos, tíos o primos. Debemos creer siempre a nuestros hijos y no a los supuestos agentes agresores. Debemos darles espacios de libertad para que no caigan en las drogas. Debemos conocer sus parejas sexuales si lo tuvieren. Por sobre todas las cosas debemos crear y afianzar las relaciones maduras y responsables con los miembros de nuestro grupo humano que nos rodean y rodean a nuestros hijos e hijas.

    Publicado por

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s